La cueva de colores

miércoles, 15 de junio de 2011

Cuando no paran de darte de ostias

Mi madre es la peor persona que existe en este mundo. Se encarga personalmente todos los días de minar mi autoestima y mis sueños. Me explico: este año fue mi último año de carrera, y por culpa de los exámenes y los trabajos y toda la carrallada he engordado varios kilos. Hecho que mi madre no para de recordarme cada día, ¿y como lo hace? pues para empezar me compra bragas en las que caben 3 personas diciéndome que son solo las que me sirven, por lo que ando todo el dia a tirar de las bragas para arriba porque se me caen. Depués no para de decirme la cantidad de calorías que tiene todo lo que me llevo a la boca, sin olvidar que no para de compararme con la anoréxica de mi hermana, la cual no come nada de nada.
Vale, esto es con mi cuerpo, con mis aspiraciones es peor. Mi sueño es ser profesora de español para extranjeros, por lo que quiero entrar en el Instituto Cervantes, ahora bien, SUS planes para mi son otros. Quiere que estudie otra carrera, mientras estudio para las oposiciones, trabajo por las tardes, y por supuesto voy al gimnasio. ¿Es que esta tipa se droga? O a lo mejor es que quiere que acabe enganchada a las anfetas. Además cada vez que digo lo que quiero hacer me dice con desdén:"primero gánate las lentejas y después tendrás tiempo para chorradas!.
Y yo me pregunto ¿ a que a ella no la obligaron a estudiar su carrera verdad? la estudió porque quería, así que me deje a mí realizar mis sueños, en vez de intentar destrozármelos.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal